Los comerciales y el buen humor.

Este año toca ser comercial, y algo muy importante es el buen humor, vivimos unos tiempos que hace falta y mucho.

Os voy a contar una historia, que algunos seguro que conocéis, pero cuando me la contaron me gusto tanto, que la quiero compartir con vosotros.

Es un comercial, que en su primer día de trabajo, en unos grandes almacenes, al terminar la jornada, su jefe le pregunta ¿ que tal le fue ?.

– Muy bien, hice una venta.

– ¿ Como ? solo una, pero si el promedio esta en 30 o 40 al día.

– Si, pero fue de 50.000 euros.

– ¿ 50.000 ? ¿ Pero que fue lo que vendió ?

– Bueno, mire resulta, que primero le vendí un anzuelo pequeño, uno grande y uno de esos de colores, luego le pregunte, si tenia caña de pescar, y le vendí dos, una pequeña y otra mas grande, y una bolsa para llevarlo todo.

Como vi que el día, estaba algo pesado y podía llover, le vendí unas botas y un chubasquero, después nos pusimos, a hablar un poco y claro no tenia linterna, ni radio, así que también se lo llevo.

Le pregunte donde pescaba, y dijo que en el mar, así que le ofrecí un fuera borda, que también me compro. Cuando ya se iba, le comente que el fuera borda, le arañaría el techo del coche, así que le vendí un 4 x 4 con remolque, que era mejor para llevarlo todo.

Como iba a pescar en el mar, y el 4 x 4, lo dejaba aparcado en el puerto le vendí un sistema de seguridad anti robo, y un GPS.

El jefe asombrado le dijo :

– ¿ Y todo eso se lo vendió, porque vino a por unos anzuelos ?

– ¿ Anzuelos ¿? No, el cliente vino a comprar unos tampones para su mujer, y entonces le dije, ya que se le arruino el fin de semana, ¿ por que no se va a pescar ?.

1 opinión en “Los comerciales y el buen humor.”

Comentarios cerrados.