Vuelve el trueque.

Hace años, cuando no se llevaba el dinero, o no se tenia, se usaba mucho el “ trueque “, esta acción era cambiar lo que uno tenia por algo que necesitaba, así se cambiaba la leche por el trigo, o reparar una ventana por un saco de arroz, o cualquier otros materiales o servicios que os podáis imaginar.

Después vino el dinero, y se empezó a vender a cambio de unas monedas, que luego servían para comprar otras cosas, entonces se complico todo, porque aparecieron los banqueros, que eran los que vendían el dinero, e inventaron a los bancarios que son peor que los banqueros 🙂 :-), pero bueno que me voy del tema.

Ahora en estos tiempos” raritos “vuelve el trueque, ¿como? pues fácil, me debes dinero, pero no me puedes pagar, ¿a que te dedicas? Tengo una imprenta, pues te cambio mi deuda por unos catálogos, ya hemos hecho trueque, y así tantas veces como dinero te deban o debas, que también se da.

No es algo que nos guste, pero ahora es mejor hacer un trueque, que no cobrar las deudas, también existe el trueque por convicción, este se esta dando en algunas comunidades donde se cambian servicios, tu sacas a pasear a mi perro y yo te reparo la lavadora, por ejemplo.

De todos modos esperemos que pasen estos tiempos, y volvamos a cobrar que me gusta mas, claro me diréis que no todo es dinero en la vida, y tenéis razón, también están los talones, cheques, pagares y transferencias, 🙂 :-), y así poder gastártelo donde, en que y con quien quieras.