Las empresas pragmáticas y prudentes liderarán la recuperación económica.

Adoptar tecnologías de forma prudente es más recomendable para salir de la crisis que realizar cambios radicales.

Para salir con éxito de la crisis, un acercamiento pragmático y paulatino al cambio operacional en las infraestructuras tecnológicas puede ser mucho más efectivo que una reforma ‘de raíz’. Esta es la principal conclusión del libro blanco ‘Preparados para la recuperación: un enfoque pragmático ante los cambios organizativo’.

Detectando los primeros ‘brotes verdes’ de la recuperación económica, el libro blanco reconoce que las empresas de diversos sectores verticales encaran cambios aún mayores que tengan que ver con retos externos tales como la creciente globalización, ajustes de regulación y políticas gubernamentales que endurecen los impuestos, derechos laborales o políticas medioambientales. En respuesta a estas condiciones cada vez más exigentes, las empresas ponen bajo lupa el control de costes, la eficiencia interna y sus actividades principales.

A pesar de que los empresarios hayan fijado un marco temporal de objetivos a corto y medio plazo para sobrevivir el declive económico, su cometido primordial es también prever el retorno al crecimiento en un futuro a medio y largo plazo. Datamonitor subraya que el éxito empresarial depende en gran medida del nivel de satisfacción del usuario; de hecho este es el punto que más preocupa a las empresas, seguido de la necesidad de incrementar la eficiencia, mejorar las relaciones con los proveedores, reducir costes y aumentar los ingresos.

Todo ello tiene que conseguirse con una infraestructura TI estática; es decir las compañías han de integrar los nuevos marcos y plataformas a su sistema TI ya existente, asegurando una flexibilidad mínima para posibles actualizaciones con el fin de seguir siendo competitivos.
Como parte de un acercamiento pragmático para redefinir los procesos empresariales, el documento de Datamonitor recomienda una visión integral de costes de gestión y control de los procesos, así como la implementación de sistemas automatizados y personalizados que se integren sin fisuras a las plataformas existentes.
Tim Gower, Analista Senior de Datamonitor apunta, “Al contrario de lo que puedan pensar algunos líderes empresariales, nuestra recomendación pasa por un acercamiento paulatino a la revisión de operaciones y prácticas internas. Una visión pragmática y prudente permite incorporar cambios de forma gradual, más que cambios radicales y arriesgados. Los responsables que quieren transformar sus infraestructuras de forma inmediata están adoptando una estrategia de alto riesgo que puede influir negativamente en los flujos de trabajo, además de requerir inversiones financieras mucho más elevadas”.

Via, Ticpymes.

1 opinión en “Las empresas pragmáticas y prudentes liderarán la recuperación económica.”

Comentarios cerrados.