Braulin y su padre.

¿ Os acordáis de Braulio y su familia ? pues hoy estuve con Braulin, el hijo mayor, ahora tiene 18 años, y me comento que estaba muy preocupado, por sus padres, más o menos fue así.

– Pues estoy muy preocupado por mis padres, aun no se han independizado, y claro viven en mi casa, porque es mía, yo vivo aquí de toda mi vida y ellos no, estoy esperando que se vayan un día. Pensaba ¿ que abre hecho mal con ellos ?.

– Y luego mi padre, esta mayor, el otro día íbamos a buscar el coche, y en un paso de cebra paran los coches, y mi padre se pone a saludar a los conductores, y estos con cara de asombro, decían – ¿ le conozco ¿?, – mi padre esta muy raro.

– Subimos el coche, y me pide la gafas de sol, – dame las gafas buenas, la de siempre, las de toda la vida – ¿ las Rayban ? , esas que son de espejo, que te tapan toda la cara y que en el coche parece que llevas las luces puestas dentro – si, esas, me caguen la madre que parió a Paneque. – ¿ pero quien es Paneque ?, ¿ no puedes decir como todo el mundo, me caguen en la leche ?.

– Y entonces me dice. – no seas capullo cantimplora. – mi padre esta mal, estoy preocupado, y me suelta. – Dame lumbre. – No sabe pedir fuego, estoy muy preocupado.

-La otra noche, llegue tarde a casa, bueno llegue pronto, a las 9,30 de la mañana, y mi padre me esperaba levantado en el pasillo, con sus gayumbos Abanderado, subidos hasta las axilas como Julian Muñoz, y me dice. – pasa. – que amable ( silencio ) – ¿ me vas a pegar ? – y ves a tu padre prepararse, te puede dar de dos maneras, o la patada voladora o el cachete certero.

– Intento la patada voladora, yo lo adivine, porque se había cortado las uñas de los pies, como me aparte, se dio una bofetada contra el suelo, vamos que despertó a mi madre, que se le levanto y me lanzo su chancla derecha, ( las de la playa ), empecé a correr y me alcanzo al llegar a la calle, mi madre es muy buena lanzando chanclas.

– Me caguen la madre que parió a Paneque, estoy muy preocupado por mis padres.

¡¡ Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia !!.

Gracias a Raul Cimas.