Viaje con Braulio y familia

Como todos lo años, nos hemos encontrado en el aeropuerto a Braulio y familia, su mujer Braulia, su suegra Vicenta y sus tres hijos, Braulin el mayor, Braulita la chica y Brau el peque (el más moderno de todos). 🙂

La diferencia con el año pasado es que Braulio ha invitado a su cuñado y familia, el Heustakyo 🙂 ( no esta mal escrito, le gusta así para parecer extranjero ), su mujer y sus dos hijos gemelos.

Hemos ido a hacer el cheking, y han empezado los problemas, Braulio llevaba tres maletas de 46 kilos, había entendido que eran 23 kilos por persona, pero no entendió que en maletas separadas, así que imaginaros el panorama, toda la familia abriendo maletas y pasando cosas a las mochilas de los chicos, como no han podido llevarse todo, pues han invitado a la fila a comer el chorizo, salchichón y jamón que llevaban, eso si con un buen pan del horno del vecino y algunas morcillas. 🙂

Después de un buen rato, hemos podido ajustar los kilos de las maletas, y ya le he dicho –Braulio el año que viene menos comida por favor. 🙂
Nos hemos encaminado hacia el control policial, bueno la que armo la abuela, resulta que lleva una prótesis de rodilla, y ha empezado a pitar, y le decía a la policía, – a ver chavala busca, busca donde llevo mas metal. La policía no ha entendido la broma y la pasado a un cuarto aparte, donde la han desnudado (vaya espectáculo, cuando se quito la faja) 🙂 y la han cacheado, casi no llega a la hora de entrada del avión.

Dentro del avión es donde nos hemos encontrado con Heustakyo, vaya tío, si Braulio es bruto a este en el pueblo lo llaman “el brutus “, imaginaros, 🙂 un armario de dos por dos y 150 kg.
Ha visto el cartel de “salida exit” y me ha preguntado. –ese exit ¿Quién es? Que tiene salida propia. 🙂 – pues uno muy famoso. – pero es que tiene muchas salidas y la nuestra donde esta ¿?.

Ha tenido problemas con el cinturón, no le llegaba y la azafata le ha tenido que dar un suplemento, ya cuando estaba atado, decía – esto es mas pequeño que el botijo del Anselmo. 🙂

Al fin hemos despegado, el vuelo ha sido tranquilo, hasta que se ha perdido un hijo del Heustakyo, resulta que como son iguales los dos hermanos, no nos dimos cuenta, uno se fue con una pareja de ingleses que iban en primera, eran unos productores de teatro y como el chaval les ha hecho un pase de los mejores momentos de Marianico el Corto, lo han fichado y ya tenían contratada una gira por los mejores teatros de Gran Bretaña. 🙂

Claro os preguntarais ¿cómo no nos hemos dado cuenta? pues porque el otro hermano se mueve tanto, que parece que sean dos. Bueno imaginaros al Heustakyo explicando a los ingleses, que le devolviera su hijo todo en un perfecto idioma extranjero, -my niño se mua. Después de un buen rato, hemos conseguido que el niño volviera a su asiento, y asi hemos llegado a destino, pero eso es otra historia.

Bueno hemos tenido otra anécdota, en la cabina se han dejado abierto el microfono, y hemos odio esta conversacion entre el piloto y copiloto.
– Pon el piloto automático, voy al baño y despues le echare un “kiki” a la azafata. Entonces la azafata que estaba al fondo del avión a empezado a correr hacia la cabina, al pasar por donde estaba Braulio le dijo.  – tranquila chica, no corras que aún tiene que ir al baño. 🙂

2 opiniones en “Viaje con Braulio y familia”

  1. Un comienzo de vacaciones entretenido.

    Muy bueno el nombre del padre de los gemelos y lo mejor el final.

Comentarios cerrados.