Un simpa cada semana

Hace un par de semanas estuve en Madrid, en un evento, fui con mi amigo Braulio y otros tres amigos más, los llamare Javi, Mique y Gabi.

Estuvimos todo el día en la capital del reino, el evento bien, no daré más detalle para guardar el anónimato de los ponentes. 🙂 Llegó la hora de volver a casa, y nos fuimos a la estación del Pato, nunca me acuerdo como se llama, Horchata o San Martin, 🙂 no sé, ya me acuerdo Lejanías, esa era.

Bien al grano, digo al bar, como llegamos con tiempo nos fuimos a un bar a tomar algo, es uno que está justo enfrente de la entrada del “cheking” del pato hacia el país Català.

Bien me senté en la mesa y les dije a mis amigos lo que quería, una coca cola ( ¿se puede decir marcas? ) y un bocata, así que empecé a buscar un enchufe, desde que estoy en esto de la Social Media, siempre voy buscando enchufes, bueno yo, y todos es como una obsesión.

Ya, ya, ya vuelvo, desde la mesa veía que Javi y Gabi levantaban los brazos, y la camarera se iba, Mique se quedo en la capital del reino.

No entendía que pasaba,  hasta que se acercan, me traen el refresco y un bocata más bien malo de queso con algo más, no se aún que era, y empiezan a contarme los hechos, más o menos fue así.

Javi – dos cafés y una coca cola, por favor y un……
Camarera1 – ahora no puedo, un momento.
Gabi – por favor, dos cafés y una coca cola.
Camarera2 – esperen un segundo.
Javi – vaya forma de atender.
Gabi – vámonos.
Javi – ¿nos puede atender?.
C1 – ahora vamos estamos liados.
Gabi – ¿con que? sino atienden a nadie. 🙂
C1 – ¿ya les atienden?.
Javi – no, queremos…..
C2 – vale, vale tranquilo que solo tenemos dos manos.
Gabi – se merecen que no les paguemos.
Braulio – estos en el pueblo duraban un telediario, te lo digo yo. 🙂

Tomamos los cafés, el bocata y cargamos todas las baterias de telefonos, ordenadores, etc.
Javi – nos tenemos que ir, llega el AVE.
Braulio – ir vosotros que yo pago.
Salimos todos del bar, cojimos el Ave, y cuando estabamos sentados, comentamos que mal servicio el del bar.
– por cierto Braulio, ¿cuanto has pagado?
– ¿pagar? no pague , le dije, ¿que te debo?, y me contesto, no puedo ahora estoy liada. 🙂 🙂
Se que Braulio volvio la semana pasada e hizo lo mismo, que chollo de sitio. 🙂

P.D.  Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

3 opiniones en “Un simpa cada semana”

Comentarios cerrados.