Concurso de Acreedores

Ayer estuve en los Juzgados de Zaragoza, no hice nada malo eh  :-), fui a entregar los documentos de un Concurso de Acreedores de un cliente, vamos que nos han “pillado” unos euros, la empresa del cliente iba muy bien, pero en estos tiempos tan complicados pues no ha podido aguantar y han hecho Concurso de Acreedores, (vamos la suspensión de pagos de antes).

Os voy a contar más o menos como fue, llegue a los Juzgados y había una fila de unas 60 personas, todas heladas de frio, y con mala cara, se veían grupos de trabajadores, algunas empresas y varios abogados (muy enfadados, porque no podían entrar) y os preguntarais ¿que pasaba?, pues que ahora hacen un control muy estricto en la entrada, y solo tienen un scanner, así que se prepara unas filas tremendas, de gente con muchos problemas, y cantidad de papeles.

Cuando llegas al edificio, una “señora” muy amable te grita
-POR AQUÍ, NO SE AMONTONEN,
te quitas la cazadora con todos los efectos personales dentro, el reloj, la cartera, el móvil, las llaves, y demás cachivaches, entonces pasas por el “arco de control” y pita claro, entonces otro “señor” muy amable te espera y grita
-EL CINTURON,
así que te quitas el cinturón y vuelta a empezar, vuelve a pitar, JOERRR, el anillo, las pulseras, ahh bueno y los gemelos de la camisa, por fin pasas, en todos estos minutos, estas mirando tu cazadora que estas al otro lado de scanner, sola, abandonada y con un peligro que alguien te la “pille” 🙂 que no veas.

Cuando ya pasas, te has colocado el cinturón, antes que se vayan los pantalones abajo, tambien los anillos, el reloj, y demás artilugios que todos llevamos, miras en el panel de información donde está tu Juzgado de Primera Instancia, lo encuentras y vas al ascensor, saludas como educado que eres, pero nadie te saluda, los abogados discuten de sus cosas, el resto piensa cuando cobraran, o que va a pasar con su puesto de trabajo. Llegas al Juzgado y un “señor” muy amable te dice,
– AQUÍ NO ES,
entonces vuelves al pasillo, vuelves a mirar el cartel y compruebas que si es ese, vuelves a entrar y el “señor” te dice
chillando
– ¿QUE LE DIJE?,
entonces te pones chulito y le contestas
– EH, QUE PAGO MIS IMPUESTOS, ATIENDAME,
entonces cuando ve que no te “acogotas” te dice,
– baje, abajo al registro,
– gracias señor.

Llegas al registro y vuelve a ver fila, muchos son los de la calle, ya saben de que va, se oyen gritos dentro, me parece casi normal, cuando te toca, te dicen,
– ¿ha traído dos copias? ¿Su DNI? ¿nombre? y un largo etc…
Grápelo con esa máquina, vas a la maquina que aun no sé, porque está fuera de su mesa, y grapas los documentos, te ponen un sello y a la calle, cuando salgo del Registro oigo un señor mayor, que pregunta

– ¿Cuándo voy a cobrar?……  las risas se oyen desde el pasillo.
Lamentable la situación de los Juzgados, muy lamentable.  La verdad quería escribir este post en modo de humor, pero al final me salió “serio”, tengo esperanza que las cosas se arreglen, porque mucho tiempo mas asi no vamos a poder estar, y espero que entre todos podamos sacar la situación adelante, creo que nos lo merecemos y además podemos “con o contra” los politicos.

1 opinión en “Concurso de Acreedores”

Comentarios cerrados.