Cuéntame cómo paso

Ayer estuve viendo el último capítulo de esta gran serie, que ha durado doce años, creo que sigue después del verano, pero no es seguro aún.
Bien, hasta ahora la serie me ha encantado, creo que refleja muy bien esa época de nuestro país, por mi edad estoy un poco mayor del personaje del hermano menor, he vivido esos pisos con ese papel pintado, esas televisiones de blanco y negro, esos coches, vamos que me veo reflejado y mucho.

También recuerdo la situación política, los grises, como se esperaba la muerte del dictador, como se vivía esos años en la universidad, entre la libertad y la opresión. Recuerdos de esos años, es la “mili” que todos teníamos que hacer, la Vespa para ir a trabajar, el cine por las noches, cerrar el bar de la estación (me refiero a la estación del Portillo de Zaragoza) en la madrugada, muchos recuerdos, algunos muy buenos, otros no tanto.

Y ahora viene lo que no me gustó, su final, hasta ahora la vida de Antonio ha sido de trabajo, de esfuerzo, de problemas, de sacar adelante a su familia, por encima de todo, y van los guionistas, como queriendo hacer un guiño a la actualidad, “y toma”  hacen que pierda todo, su banco cierra y pierde todo su dinero, pero señores guionistas ustedes iban bien, nos hacían recordar tiempo buenos o malos, según cada cual.

Pero teníamos la esperanza de salir de esos años de represión, con una situación económica buena, hemos luchado por eso, seguimos levantándonos cada día para eso, es nuestro objetivo, sacar adelante a los nuestros, nuestros negocios, nuestros puestos de trabajo, y van y lo estropean, no necesitamos eso ahora, necesitamos y queremos todo lo contrario, buenas sensaciones, visión positiva, y objetivo común para salir juntos de estos momentos, muy mal señores guionistas, seguramente si vuelven con mas capítulos no los vea, no me apetece pensar en negativo, no señor.

Quiero trabajar duro, quiero ser libre, quiero ser positivo, quiero ser un españolito que ayuda a salir adelante a los demás, eso quiero.