Un día de feria en Madrid

Hoy he estado en Madrid, hemos ido un grupo de “maño power”, el motivo el Congreso de OMExpo, (Online Marketing Expo Madrid 2.011), todo lo que ocurre en la capital del reino, es grande muy grande. Y nosotros solo éramos unos ciudadanos de a pie, en una gran ciudad, y eso se nota, siempre que vamos en grupo el ambiente es de buen humor y algo de “cachondeito”.

Nada subir al AVE, fuimos en turista para darle emoción 🙂 , empezamos a comentar que íbamos a Barna, claro los catalanes que venían casi dormidos, empezaron a abrir los ojos y las orejas, porque imaginaban que se habían equivocado de tren, o estábamos muy malitos de la cabeza. Encontramos nuestros asientos, no antes de recorrer un par de vagones, porque subimos por la puerta equivocada, y nada más sentarnos un veterano de los “maño power” dijo: hala a la cafetería, y otra joven del grupo contesto: si, si al vagón discoteca.

Claro llegamos al vagón “disco” y empezaron las bromitas con la camarera “renfera”, señorita tiene ¿banderillas? o una ración de calamares o mejor unas papas “pa” mojar con el café 🙂 . Algunos pedidos cositas normales, pero otros no, que si un sándwiches partido en cuatro, que si Coca Cola 0, light, sin cafeína y sin azúcar (creo que es mejor el agua del grifo).

En el tiempo previsto llegamos a la capital, nada más bajar nos encontramos con una estación que ha cambiado y tenemos que andar bastante hasta llegar a la salida, ahora han instalado el típico andador, claro cuando subes a él, te da cosa, y empezaron los primeros tropiezos, uno del grupo no quería usarlo y vino corriendo al lado de la cinta andadora 🙂 , otro que andaba de espaldas piso a una turista, que casi le hace un esguince de tobillo.

Aquí empezaron los primeros comentaros sobre nuestro grupo, cuando llegamos a la maquinita de los billetes de cercanías, si dimos la nota, que si compramos un bono tren-metro, que si uno de diez, que si 7  billetes, en fin la cola de los usuarios de los cercanías llegaban hasta la oficina de información, si esa que está al otro lado de la estación, hasta que no vino el “cobrador manager” 🙂 a ayudarnos, no salimos con el billete en la mano.

Como optamos por el bono diez, teníamos que pasar nosotros, coger el billete y pasarlo al siguiente, hubo un gracioso, no diré su nombre que no pasaba el billete, y entonces empecé a ver “maños powers” saltando y colándose en el cercanías, 🙂 cuando subimos al tren, empezaron las dudas, ¿seguro que es este? ¿de verdad sabes dónde vamos? ¿pero sabes ir? así durante 22 paradas 🙂 , fue difícil aguantar la situación sin tirarme por la ventanilla, para terminar con la vergüenza que me hicieron pasar.

El resto de pasajeros nos miraba con cara de, “estos de provincias”, a llegar al final del trayecto, se debía pasar el billete (os recuerdo que solo teníamos uno) por la maquinita para salir a la calle, volvieron la bromas con el billete, y otra vez a saltar la barrera. Ya llegamos a Ifema, y lo primero que hicimos para darnos a conocer 🙂 , es equivocarnos de fila, nos fuimos a la Feria del Empleo, y claro tuvimos que hacer fila dos veces para entrar a la nuestra. Tambien alguno queria hacer un “sinpa” en la cafeteria, pero no le dejamos. 🙂 Como siempre en los eventos los compañeros lo mejor, gracias chico/as.

Cualquier coincidencia con la realidad, es pura casualidad.