Necesitamos empresarios que creen empleo

Desde que empezó la crisis las cifras de las empresas activas esta bajando, ayer vi unos números muy significativos, somos 172.000 empresas menos que en el año 2.008, es decir unas 3,250.000 empresas. Pero otra cifra me hace pensar mucho más, 1,800.000 empresas no tienen empleados, ¿lo sabíais?.

¿Qué es lo que esta pasando? pues que detrás de cada una de esas empresas que cierran, tenemos miles de empleados que crean empresas de autoempleo para poder vivir, y esto no es malo, para nada, esta muy bien buscarse la vida y tirar “palante”.

Pero esta gente con esa desesperación, con esa necesidades de trabajar, ¿son emprendedores? o solo buscan sacarse una nómina, que seguramente será insuficiente para poder vivir todo el mes.

Y no estoy en contra de los emprendedores, no es eso, al revés, estoy por la labor de crear viveros y centros de ayuda para atender a todo el que tenga una idea, pero no nos equivoquemos, solo con una idea no basta, solo con la necesidad de vivir no basta, debemos pensar en mas “detalles”, como la financiación, los socios, los trabajadores, las instituciones, la competencia y me dejo muchos más.

¿No seria mejor formamos en distintas materias, antes de tirarnos al ruedo de la empresa? deberíamos ser capaces de unir la palabra emprendedor a la de empresario, y ya sé que mucha gente une empresario a negativo, pero ya basta de esa idea.

Hoy y aquí necesitamos empresarios que creen empleo, necesitamos gente con empuje, con ideas y con mucha preparación, solo esta gente nos ayudará a crecer y ser mejores, necesitamos ser competitivos con el exterior, y eso solo con emprendimiento no se hace.

¿Debemos limitar el acceso a Internet? a nuestros empleados

Esta tarde me ha llamado por teléfono un colega del sector, y me ha contado que tiene un empleado que se conecta a la red, mientras está programando (su empresa hace programación a medida).

Este amigo es de los de Social Media, es decir deja conectarse a todos sus empleados sin restricciones, pero claro cuando pasa por el pasillo y ve como se mueven rápidamente los dedos en el teclado, para evitar que se vea la pantalla, pues bueno, por lo menos mosquea.

Y hemos tenido una conversación, intentando ver cuál es la mejor solución, y hemos estado barajando el prohibir el acceso a la red, algo que a mi amigo no le gustaba mucho, porque perdía todo el aliciente de poder trabajar con temas de Social Media.

También hemos comentado la posibilidad de limitar el acceso por máquina o empleado, o controlar las máquinas con esos programas espías que te dicen por donde se navega, pero ninguna de estas soluciones le han gustado. Y en un momento de la conversación, le dije, ¿y porque no hablas con el empleado? y le explicas a que os dedicáis y que esperas de él.

Y después de colgar el teléfono, me quedé pensando que creo que a mí, no me pasa, aunque no lo sé seguro 🙂 , siempre he tenido mucha confianza en mi gente, y no he limitado el acceso a la red, al revés hasta lo he promovido, pero si me ocurriera ¿qué haría?, pues de entrada me sentaría muy mal, la confianza no se paga con el abuso.

Después pensaría la mejor solución, igual llamaba a mi colega y le preguntaba qué tal le fue a él, ¿ o despediría directamente al abusón?, vaya dilema. 🙂

Y tú más ……

He estado unos días de vacaciones fuera de Zaragoza, mucho sol, golf y descanso. También he podido desconectar un poquito del trabajo y de las herramientas de social media, pero a mi vuelta entre en Twittter y empecé a leer, y veo un ambiente de crispación, como creo que no he visto nunca.

Parece que había dos motivos principales, uno la visita del Papa a Madrid y otro la Supercopa de España de fútbol, y me he quedado como dos días casi si escribir nada, porque era leer una frase y otro contestar “y tú más“, la verdad quería entrar al debate, pero me daba mucho corte.

No acababa de entender que gente que conozco personalmente, y que no le gusta el futbol, discutiera una jugada tan apasionadamente o “chillaran” los goles de esa manera, y otros llamando criminales a unos jugadores, que habían hecho una falta, de roja, de acuerdo, ¿pero criminal, por eso?, si busco en el diccionario la palabra criminal, seguro que no sale ningún jugador de fútbol en su definición.

Y luego lo de Madrid, lo de la JMJ, que el otro día me enteré significa Jornada Mundial de la Juventud. Que si somos un estado Laico, que si el gasto, que si patatín o patatán, a mi me da igual, acabo de leer que van a dejar en Madrid unos 150 millones de euros en gasto directo, Madrid se ha visto en todo el mundo, (con lo bueno y lo malo) pero gratis, ya quisiera yo para Zaragoza esa visita, y además ¿por qué no vamos a respetar? a 1.500.000 de jóvenes que quieren ver al Papa, pues que lo vean, nosotros a lo nuestro a lo importante.

Y estos dos temas no son lo importante, lo importante es tener trabajo, lo importante es sacar a nuestra familia adelante, lo importante es ser feliz, y con estos temas solo nos despistan de nuestro objetivo, y me recuerda cuando hace muchos años se decía que la religión y el futbol era la “droga” de los pobres.

Señores y señoras no caigamos otra vez en eso, seamos inteligentes, tengamos personalidad, sigamos adelante con nuestros sueños, no entremos al trapo que nos enseñan, vayamos a lo nuestro.

Y por favor vale de “y tú más”.

Hablemos de velocidad

Hoy me apetece escribir de la velocidad, y ¿por qué? pues porque me apetece, porque en estos momentos voy escribiendo en un avión, que vuela a mas de 1.000 km/hora, según dijo el comandante, 🙂 y porque esta tarde un amigo me dijo (más o menos), “es que vosotros teneis mucha facilidad para el cambio”.

Y es verdad, la velocidad esta en nuestras vidas como algo natural, lo queremos todo para ya, rápido, rápido, no quiero esperar mas, “señor dame paciencia, pero ya”.

Bueno voy a intentar central el tema, todo empezó con Darwin, si ese que dijo, “solo sobreviven las especies que se adapten mas rápido al entorno”, no las mas fuertes, sino las mas rápidas, claro si esto lo pasamos al escenario de la empresa, ya no oímos como antes, esta empresa es una roca o esta empresa es para siempre, no ahora queremos oir, esta empresa se adapta muy bien a los tiempos, o esta a la ultima.

Y valoramos mas la empresa rápida en adaptación, que la mejor en historia, claro cuando hablamos de empresas también hablamos de personas, sino las empresas no existen, y que ocurre ¿si las personas tienen miedo o rechazo al cambio? pues que los cambios no se llevan a cabo, y esto tiene mucho peligro, tanto como las especies del principio darwiniano.

En todas las areas del negocio necesitamos velocidad, los de tecnología porque se les esta acabando el chollo, ese monopolio de conocimientos que tenían, ya no es tanto, todos sabemos mucho de tecnología.

Los comerciales porque les llegan impulsos por muchos mas canales que antes, y deben estar muy rápidos para responder al cliente que demanda esa velocidad de respuesta. Los gerentes porque como no faciliten la innovación, la empresa pagara muy caro no estar a la ultima, los gerentes deben estar continuamente favoreciendo herramientas de innovación y deben estar formando a sus equipos continuamente, comunicar y comunicar pero también escuchar, igual que deben estar muy atentos a cualquier cambio dentro de su empresa.

Antes comentaba la resistencia de algunas personas a dejar su estatus de confort, el miedo al cambio, la incertidumbre es algo natural, debemos ser capaces de contar nuestros proyectos mas lanzados, a todo el personal de la empresa y mas importante, debemos hacerlo suyo, eso es fundamental, un equipo que ayuda a consolidar un proyecto, donde ha participado activamente, es un equipo ganador.

Asi que los deberes de este verano son, pensar si podemos mejorar nuestra estrategia, que esfuerzo nos va llevar y si podemos contar con nuestro equipo.