Y tú más ……

He estado unos días de vacaciones fuera de Zaragoza, mucho sol, golf y descanso. También he podido desconectar un poquito del trabajo y de las herramientas de social media, pero a mi vuelta entre en Twittter y empecé a leer, y veo un ambiente de crispación, como creo que no he visto nunca.

Parece que había dos motivos principales, uno la visita del Papa a Madrid y otro la Supercopa de España de fútbol, y me he quedado como dos días casi si escribir nada, porque era leer una frase y otro contestar “y tú más“, la verdad quería entrar al debate, pero me daba mucho corte.

No acababa de entender que gente que conozco personalmente, y que no le gusta el futbol, discutiera una jugada tan apasionadamente o “chillaran” los goles de esa manera, y otros llamando criminales a unos jugadores, que habían hecho una falta, de roja, de acuerdo, ¿pero criminal, por eso?, si busco en el diccionario la palabra criminal, seguro que no sale ningún jugador de fútbol en su definición.

Y luego lo de Madrid, lo de la JMJ, que el otro día me enteré significa Jornada Mundial de la Juventud. Que si somos un estado Laico, que si el gasto, que si patatín o patatán, a mi me da igual, acabo de leer que van a dejar en Madrid unos 150 millones de euros en gasto directo, Madrid se ha visto en todo el mundo, (con lo bueno y lo malo) pero gratis, ya quisiera yo para Zaragoza esa visita, y además ¿por qué no vamos a respetar? a 1.500.000 de jóvenes que quieren ver al Papa, pues que lo vean, nosotros a lo nuestro a lo importante.

Y estos dos temas no son lo importante, lo importante es tener trabajo, lo importante es sacar a nuestra familia adelante, lo importante es ser feliz, y con estos temas solo nos despistan de nuestro objetivo, y me recuerda cuando hace muchos años se decía que la religión y el futbol era la “droga” de los pobres.

Señores y señoras no caigamos otra vez en eso, seamos inteligentes, tengamos personalidad, sigamos adelante con nuestros sueños, no entremos al trapo que nos enseñan, vayamos a lo nuestro.

Y por favor vale de “y tú más”.