¿Y ahora qué?

Estoy harto, si estoy harto de oír hablar de la crisis, ya vale, miremos al futuro sin olvidar el presente, solo vale eso.

No vale “que mal estamos”, “no salimos de esta” y todas las frases de este estilo que queráis escribir. Esta mañana pasé por un restaurante donde tenían publicitado un menú a 9 €, y sorpresa, medio menú a 6 €, esa es nuestra realidad, pues vamos a asumirla, dejemos la época de la “Champions League” esa que se inventaron los políticos.

A ver si sabemos retomar las buenas costumbres, la honradez en el trabajo, la profesionalidad, las ganas de trabajar, de mejorar, eso es lo importante y para no bloquearnos, que nos pasa mucho, demos la importancia que tiene el dinero, pero ni un ápice más, en su justa medida, tenemos muchos más temas de los que ocuparnos, que del dichoso dinero.

¿Dónde está el esfuerzo? y ¿las ganas de trabajar?.

Nos hemos olvidado de la austeridad, fue nuestra bandera durante mucho tiempo, pues retomemos ese sentimiento, esas ganas de tocar el suelo con los pies, y no estemos todo el día en la Luna, viviendo como no nos corresponde, ese ha sido un gran error estos años pasados, hemos vivido por encima de nuestras posibilidades.

Pues volvamos a luchar por nuestros sueños, como siempre hemos hecho, y por favor no miréis los índices de la Bolsa, ni la maldita “prima”. Últimamente sabemos más de los mercados, que de nuestros propios negocios, dejad los números ”gordos” para los expertos y volvamos a lo nuestro, a trabajar con esfuerzo, a crear empleo y a generar beneficios, con esto saldremos seguro.

Y a la pregunta ¿y ahora qué? pues ahora a trabajar, a trabajar duro con ganas, con ilusión y a por todas. #podemos.

3 opiniones en “¿Y ahora qué?”

  1. ¡Cuánta razón tienes, Pablo!

    Retomemos la sensatez, las buenas costumbres y la perspectiva. Esa es la mejor forma de salir de esta y volver a crecer.

    Los empresarios, los directivos, tenemos la responsabilidad de crear empleo (si nos dejan, claro)

    ¡Manos a la obra!

    Feliz Navidad a todos 😉

  2. Si Pablo tienes mucha razón, pero cuando ves que se está “derrochando ” tanto dinero cuando hay tanta corrupción de los que nos gobierna…también se te van las ganas

Comentarios cerrados.