¿Cuándo cambiar la estrategia?

Esta mañana estaba pensado en nuevas estrategias de negocio, ya sabéis, eso de ¿que, como, donde y para quién? bueno y algunas preguntas más :-).

Estaba escribiendo algunas ideas y me quedé mirando la pantalla preguntándome ¿cada cuanto las cambio?.

Hace años duraban mucho las estrategias de las empresas, me acuerdo cuando nuestra estrategia era comprar hard (maquinas de todo tipo, ordenadores, impresoras, etc.), la estrategia era comprar mucho, y almacenar para que subiera el precio de venta (especulación, si) y así luego ganarle más beneficio, esto duró varios años, hasta la llegada del mundo chino a nuestro país.

Después la estrategia fue fabricar el producto (ordenadores por ejemplo), después de la firma del pedido, lo normal era que los componentes habían bajado, desde que se preparaba la tarifa y ganabas un poquito más de margen.

Después llegó bajar los precios y vender volumen, esto nos pasó con los programas estándar (contabilidad, nóminas, fiscal, etc.), nuestro precio era 10 veces superior al de unos “que fueron muy listos” y vendían estos programas en papelerías, 🙂 seguro que ahora todos sabéis quien son, ¿aun no? bueno, pues otra pista, mas tarde vendieron la empresa a unos británicos :-).

Pero a esta estrategia no entramos, y decidimos volcarnos en el servicio y en la calidad de nuestros productos, esta estrategia de servicio, cercanía y calidad la aplicamos a todos nuestros servicios, también hemos creado la “del cliente amigo”, que es diferente al amigo cliente, no confundir.

Bien y volviendo al título del post, ¿cuándo cambiar la estrategia? pues yo diría, que si eres muy grande en organización y muy lento en las respuestas, cuando puedas o te dejen, pero si eres más pequeño en organización, nada más que notes que no funciona.

Por cierto ahora estoy con la estrategia de este año 2.012, ¿que hago? austeridad o alegría.

2 opiniones en “¿Cuándo cambiar la estrategia?”

  1. Ni austeridad ni alegría.

    Sólo queda un camino en este momento. La “agresividad” y es complicado tomar esa decisión.

    Seguro que encuentras la mejor opción, siempre lo has hecho Pablo 🙂

Comentarios cerrados.