El equipo lo es todo

Seguro que estas frases las habéis leído muchas veces “el equipo lo es todo” “las personas es lo importante” “el personal es el mayor valor de la empresa” y muchas más, que todos tenemos en la cabeza.

Pero ¿es así de verdad? ¿le damos la importancia que tiene? hoy estoy preguntón. Pues es verdad y no, a veces no le damos la importancia que tiene.

En estos tiempos que nos toca vivir, el equipo es aún si cabe, más importante que antes, cuando las cosas salen solas, cuando casi te compran más que vender, hacer equipo es fácil, todos llegamos a los objetivos económicos, todos somos felices, etc., es fácil.

Pero y cuando no salen las cosas solas, sino que son complicadas, o los clientes están raros, o los proveedores se ponen duros, como los tiempos, entonces no es fácil. Vamos al revés, es difícil hacer equipo, y entonces se ve de que “pasta” estamos hechos, entonces se ve, si queremos ser o solo estar.

Yo por fortuna o porque lo hemos trabajado durante mucho tiempo, tengo un gran equipo en mi empresa, y lo digo con orgullo, siempre nos hemos preocupado los unos por los otros, hemos estado a las buenas y a las malas, hemos luchado en muchas batallas juntos y eso se nota.

Se nota cuando tienes que pedir un esfuerzo mas, se nota cuando llegas a la oficina (casi siempre llego el ultimo), se nota en las caras, se nota en la presión del momento, por supuesto, pero detrás de esa presión, se nota la voluntad de sacar los temas adelante.

Aunque muchas veces, esperas que alguien te diga algo, una palabra de animo, (otro día escribiré sobre la soledad del directivo), a veces no es necesario, lo sabes, sabes que están contigo, y eso es mucho.

Vaya, me parece que este post me ha salido como un elogio a mi equipo, bueno ¿y que? es mi blog y me apetecía.

Y vosotros ¿tenéis buen equipo?.