Pitágoras y los catetos

Un poco de humor + aritmética


Pitágoras no paraba mucho en su casa, y Enusa, su esposa, aprovechaba tal situación para copular con 4 campesinos analfabetos que cuidaban sus tierras.

Un día que Pitágoras volvió temprano a casa, los sorprendió, y matando a los cinco de un sólo viaje, decidió enterrarlos en el jardín.
En consideración a su esposa dividió el terreno por la mitad y en un lado la enterró a ella.
El otro lado lo dividió en cuatro partes y enterró a cada uno, en un cuadrado igual; de esa forma los cuatro ocuparon un espacio idéntico al que ocupaba la esposa.

Luego subió a la montaña para meditar y, mirando desde la cima pensó:

“El cuadrado de la puta Enusa, es igual a la suma de los cuadrados de los
catetos”.

P.D. si me lo explican así en el colegio, lo hubiera entendido antes. 🙂