Que no te engañen, como a mi

Como todos sabéis en el mundo de los negocios, existe todo tipo de faunas, las pequeñas empresas nos movemos mucho por confianza, y esto no es lo mejor, algunos elementos de estas faunas no son de fiar.

Y os cuento esto, por lo que me ha pasado hace unos días, ¿estáis preparados? pues vamos. El año pasado en Febrero, me llama un “amigo” que dirige una empresa, que se dedica a buscar subvenciones para sus clientes, y así vender proyectos.

Me comenta que necesita ideas para poder hacer proyectos, comentamos algunas ideas y una de estas le gusta, escribimos un guion de varias páginas, donde describimos la herramienta, funcionalidades, garantías de uso, futuro de crecimiento y se lo pasamos, en el mes de Abril me confirma que podemos hacer un proyecto en común.

La DGA va a pagar a una asociación empresarial, una idea de “herramienta de colaboración entre pymes”, nos ponemos a trabajar, y en el mes de Mayo esta la herramienta montada, incluso le ponemos los colores de la asociación, cedemos claves de entrada, caudal de servidor, etc.

A la vez pasamos el pedido del proyecto con los detalles, coste, garantía y condiciones, pero el pedido nunca se recibe firmado, todo son pegas, en la forma de pago, en la garantía, etc.  En Agosto este “amigo” en persona, me confirma que el proyecto va adelante y que no me preocupe, que todo va según lo previsto, pero que no me puede decir cuando cobraremos, como el documento del pedido no llega firmado, en Septiembre dejamos parado el proyecto, según palabras de él, ya me avisara cuando continuamos.

Y ahora viene lo “bueno”, principios de Marzo de este año, veo una noticia en la red, que se ha presentado esta herramienta, y ¿quién lo ha hecho? pues otro “amigo”, uno de estos que igual te presenta un libro, que te hace una web, que organiza un evento, uno de estos “freelance” que está haciendo mucho daño con acciones de este tipo, ¡¡ ah !! se me olvidaba, también hace de profesor.

Porque ya sabéis el dicho, Dios los cría y ellos se junta, pues eso, por cierto la herramienta es una copia mala de la nuestra, pero eso es otra historia.

¿Y qué lección debemos sacar de estos hechos?, pues que trabajéis con gente seria, que aunque la confianza es muy importante en nuestras empresas, es más el ser profesional, y el cumplir los protocolos de actuación.

Y por supuesto que no empecéis ningún proyecto que no esté respaldado por un documento con todas las condiciones, y si la otra parte no lo quiere firmar, no perdáis más el tiempo, al final es lo correcto.