Pacto anticrisis

Ayer se reunieron en el palacio de Zurbano, los representantes del gobierno y de los partidos de la oposición. Por parte del gobierno estuvieron, la vicepresidenta económica, Elena Salgado, el ministro de Fomento, José Blanco y el ministro de Industria, Miguel Sebastian.

 Y cuando salieron eran como si hubieran asistido, a reuniones totalmente diferentes, los grupos minoritarios son escépticos al pacto, los del PNV lo ven muy negro, los de Coalición Canaria y CIU a esperar, los del PP comentan que parece que ahora el gobierno a abierto un concurso de ideas, a estas horas, decía Montoro, todos  piden que se baje el IVA, excepto el gobierno, claro.

Cuando salio Salgado todo era positivo, que muy bien la reunión, que nos hemos entendido, que salimos de esta, y comentarios por el estilo.

Y al otro lado de la televisión, estamos nosotros, ¿qué podemos pensar? de nuestros políticos, como es posible que no se entienden, en algo tan fundamental como es el tema económico.

Al final uno piensa, que es lo que nos merecemos, una clase política llena de intereses particulares, que solo saben vivir bien a nuestra costa, por cierto el portavoz del PSOE, José Antonio Alonso salio muy enfadado, porque según comento el PP lo estaba poniendo muy difícil.

Pues no nos queda otra, que esperar, y mientras apretarnos el cinturón un poco mas, si nos quedan agujeros, y sino pues ir a una revolución civil, ¿te apuntas?.

Enamorarse de una idea

Siempre he pensado que la pasión ayuda para llevar a buen término una idea, para trasformarla en un negocio, trabajo o empresa, como queráis verlo.

A veces la idea es de una solo persona, aunque en el mundo de la informática-tecnología conocemos varios casos de dos emprendedores con la misma idea, y esto no es fácil, por ejemplo tenemos a Bill Hewlett y David Packard (H.P.), Steve Jobs y Tim Cook (Apple), John Walker y Brad Bird (Pixar), y los súper conocidos Bill Gates y Steve Ballmer (Microsoft).

Pero quería comentaros un caso, que a mi siempre me a gustado mucho, es la de un japonés, se llamaba Soichiro, en 1.983 estudia ingeniería y tuvo una idea, se enamoro de ella y vendió todo lo que tenia, incluidas las joyas de su mujer, para montar un taller y diseñar un concepto nuevo de pistón, con la intención de vendérselo a Toyota.

Trabajo durante meses en el prototipo, lo presento, pero se lo echaron atrás por falta de calidad, dos años después volvió a Toyota y firmo un contrato para fabricar el pistón, su sueño se había cumplido. Con el dinero del contrato empezó a construir su fábrica, pero como Japón había entrado en la guerra, no le vendían hormigón, así que se puso a fabricar hormigón, durante la guerra, su fábrica fue destruida parcialmente varias veces.

Pero el continuo con su sueño, y cuando parecía que estaba terminado la planta, un terremoto la arraso, ¿y que hizo?, pues como en ese momento no había mucha gasolina y todo el mundo iba en bicicleta, fabrico un pequeño motor para no pedalear, y se le ocurrió pedir ayuda, a los miles de ciclista que recorrían las calles de su país.

Entonces envío 15.000 cartas, y le contestaron 5.000 que querían participar en el proyecto, y gracias a estos accionistas, creo una fabrica de motos, supongo que a estas alturas ya sabéis que Soichiro tenia un apellido ahora muy famoso, Honda.

Esta historia demuestra que si tienes una buena idea, y te enamoras de ella, se cumplirá tu sueño, siempre que tengas la fuerza de seguir adelante, pase lo que pase.

Pasión por el trabajo

Llevo muchos años trabajando, desde que era aprendiz, pasando por los distintos puestos de la empresa, hasta llegar al actual, y siempre he sentido pasión por lo que hacia.

He estudiado cientos de propuestas, he participado en muchísimos proyectos, he conocido clientes y proveedores de todo tipo y siempre he sentido pasión por hacerlo bien.

En cambio ahora, en estos tiempos difíciles que nos toca vivir, veo como la gente mucho más joven que yo, que tienen muchos años por delante, que necesitan tener experiencias en muchas facetas de su trabajo, no se ilusionan, ¿porque ocurre esto?.

¿Que le pasa a la juventud?, ¿les da todo igual? Yo espero sinceramente que no sea así, no quiero esa juventud que no tiene ilusiones, que no tiene sueños por realizar, no es fácil trabajar así, necesitamos de los sueños, necesitamos de la pasión por el trabajo, por la labor bien realizada.

A veces me cuesta motivar a las gente joven, son ellos los que tenían que tirar del carro, son ellos los que tienen que estar delante, al frente de los negocios, y en cambio somos nosotros, los que llevamos muchos años, los que tenemos que hacerlo.

Solo espero que quien lea estas líneas, piense en mis palabras, y recapacite como se comporta en su trabajo, si siente pasión, si esta orgulloso de pertenecer a un equipo.
Y sin por desgracia no es así, y no es feliz, es mejor que lo deje, es mejor que haga otras cosas, donde sienta esa pasión, que es imprescindible para realizar su trabajo y de paso para ser feliz.

Estoy seguro que muchos de vosotros, no se ve reflejado en estos comentarios, pues felicidades si sois de los míos, seguir así.

Las redes sociales y los teléfonos móviles.

Uno de cada cuatro usuarios de redes sociales accede desde su teléfono móvil

Un informe detalla que la mitad de los internautas que acceden por este canal se dedican a ver y responder comentarios.

La cuarta parte de los usuarios de redes sociales accede a ellas a través de sus teléfonos móviles, según un estudio publicado por la consultora Nielsen Online. Así, este informe asegura que Facebook concentró más de 442.000 personas conectadas durante el primer trimestre de este año desde un dispositivo móvil.

Más datos: el 50% de los usuarios aprovechan para leer mensajes, enviarlos a su red de amigos (en el 49% de los casos) o bien ver las últimas fotos subidas y “cotillear” los archivos de imágenes publicados, así como sus actualizaciones (44%). El objetivo, por tanto, es estar en contacto continuo y mantener ‘vivos’ sus perfiles.

Sin embargo, sólo el 18% decide ponerse manos a la obra para crear o subir su propio perfil desde el móvil, ya que la mayoría optan por hacerlo desde su ordenador. Lo mismo ocurre a la hora de subir vídeos o participar en chats. Y es que, el temor a la falta de cobertura o a la desconexión repentina reduce esta actividad a uno de cada diez internautas.

Para Gustavo Núñez, director general de Nielsen Online España, “el fenómeno de las redes sociales no podía ser ajeno a la irrupción de otros canales de comunicación como los móviles o smartphones, ya que su riqueza principal reside en ser capaz de conectar a millones de personas a cualquier hora y desde cualquier lugar”.

Por último, el estudio de la consultora también revela que más de 333.000 españoles se conectaron desde sus teléfonos iPhone a la red durante el primer trimestre de 2009, lo que pone de manifiesto que los “usuarios de la manzana” representan uno de los colectivos más activos en la red. Así, el análisis muestra que el 71% de estos consumidores fueron hombres con edades comprendidas entre 24 y 35 años de edad, habituados a las nuevas tecnologías y aficionados a todo tipo de gadgets.

Via, Ticpymes.