Real como la vida misma

Crónica de la semana de Braulio.
El otro día viendo una película, estaban dos “malos” dándole una paliza al “bueno”, plis, plas, plis, plas, el tío tirado en el suelo aguantando el dolor.

Entonces va un “malo” y dice
– vamos a matarlo,
– no. Dice el otro,
– nos puede servir, 🙂
– ¿servir para que, como ideólogo? 🙂 pero que es el “bueno”.

Que por cierto, cuando el “bueno” se escapa y va a su casa, la chica maciza lo esta esperando, para curarle, y le dice, – pasaba por aquí y me dije, voy a ver que hace mi chico. Bueno eso no se lo cree nadie, y menos cuando empieza a curarlo con un poquito de algodón con agua y el “bueno” empieza a chillar de dolor.

Pero vamos a ver, te acaban de dar una paliza de muerte, has venido andando 10 kilómetros, no dices nada, y ahora que la guapa te toca un poquito ¿te duele?. 🙂

Otra película, esta va de zombis, sale la chica de la universidad, corriendo todo lo que puede, hacia el aparcamiento, un zombi detrás despacio, despacio, pero casi la coge.

Llega al coche, no encuentra las llaves, el zombi se acerca, encuentra las llaves, entra pero no se pone en marcha el coche, el zombi esta muy cerca.

Toca el coche con su mano, y milagro el coche arranca, ¿qué ha hecho, masa al suelo? 🙂 o ¿es que era mecánico?, en vez de llevar unas pinza en el maletero, para arrancar el coche ¿porque no llevamos un muerto?. 🙂

Cosas que no debes hacer nunca:

Salir con una chica que lo acaba de dejar con su novio, ¿por qué? ejemplo :le dices,

– ¿no me quieres besar?
– eso me decía mi exnovio 🙁  
– anda no seas estrecha
– eso me decía mi exnovio 🙁
– nos acostamos o me voy con otra
– eso me decía mi exnovio 🙁
– ahora entiendo porque te dejo. 🙂

Ir de compras con tu chica, es como un maratón, se deberían dar dorsales en la puerta del centro comercial y preparar puesto de avituallamiento, y luego están las preguntitas,
– ¿me queda bien?
– si (con cara de aburrido)
– pero sino no me has mirado
– que si
– ¿que si que?
– que te queda bien
– pero si me esta muy ajustado, estoy gorda 🙁
– si
– ¿qué estoy gorda?
– no se, ¿cuál era la pregunta? 🙂
– me has llamado gorda

Ir a una boda con tu chica, le tienes que comprar el traje, los zapatos y el bolso, el bolso es lo peor, tiene que ser pequeño, muy pequeño, entonces todo lo de ella, lo tienes que llevar tu y se pasa todo el día pidiéndote cosas.

– cariño, la barra de labios
– cariño, el espejito
– cariño, los preservativos 🙂

Entonces tú muy enfadado le dices
– ¿por qué tienes que llevar el bolsito tan pequeño?
– porque para las bodas son así.
– pues el otro día en la Casa de Campo, vi a las señoras de moral distraída y llevan el mismo, y no creo que vayan todas de boda. 🙂

Dí que sí (yes man), esa es la palabra, sí

Hoy estuve con Braulio, y me contó que había visto una pelicula, que trataba de un individuo solitario, triste, con un trabajo aburrido, que se encerraba en su casa y no salia, y por medio de un conocido va a una reunión típica de los americanos, de esas de ayuda y motivación personal, donde el ejercicio era decir sí a todo.

Y de eso quiero escribir hoy, la palabra es sí, abrete a la vida, no digas no, abrete al mundo, di sí.
No te encierres en casa, no estes solo en tu búrbuja, si te llaman los amigos, di sí, salgo ahora mismo, ¿quieres ir al cine? sí, ¿quieres ir a tomar unas copas? sí, ¿quieres ir de paseo al campo?, sí, ¿quieres hacerme un favor? sí.

Asi a todas las peticiones, ¿quieres probar a decir sí, a todo? durante 24 horas, ¿te atreves?….. no le niegues nada a tu pareja, a tu familia, a tus amigos, la vida es corta, no te pierdas nada.

DI SÍ A TODO.

Intentalo, y luego cuentame como te fue, ¿te atreves? dí que sí.