¿Estás midiendo tu ROR?

Habéis leído bien, he querido escribir ROR y no ROI, Retorno de la Inversión, del inglés Return on Investment, por todos conocido, no lo voy a explicar mucho, vamos, que tiene que ver con el beneficio comparado con la inversión realizada.

En cambio el ROR, Retorno en la Relación, del inglés Return on Relationship, tiene que ver con las relaciones entre personas, algo fundamental y básico dentro de la Social Media.

Hasta ahora para medir el éxito de nuestra marca, personal o de empresa, usábamos el ROI, pero ya no es suficiente.

Ahora debemos saber medir el ROR, he leído algunos comentarios sobre este tema, no demasiados y la conclusión que he llegado es la siguiente, hasta ahora mediamos seguidores, fans, retweets, visitas, rebotes y todo tipo de estadísticas de este tipo. Ahora vamos a medir a personas, a personas que nos escuchan, a personas que nos hablan, que nos responden y que nos preguntan.

Ahora estaráis pensando que eso hacíamos antes, pues no, no hacemos eso, alguien mide ¿cuántos DM tienes en Twitter? ¿Cuántas preguntas directas? ¿Cuántas charlas personales? ¿A cuántos has conocido en persona? o ¿Cada cuanto hablas con alguien?, seguro que ahora estás pensando en más preguntas de este tipo, pues sigue vas bien.

Empieza a medir tu ROR, y cuéntame cómo te va, por cierto una última pregunta ¿todo esto os suena a Human Media?.

El buen rollo de la Social Media

Llevo casi dos años con temas de Social Media, empecé poco a poco, escribiendo este blog, leyendo mucho, siguiendo gente en Twitter, viendo paginas de Facebook.

Y hace un año más o menos empecé a ir a eventos, y siempre he visto un buen “rollo” en la gente que dice ser de Social Media, y me parece muy bien, me gusta este movimiento, a veces creo que es una forma de vivir diferente. Todos sabemos que todo este movimiento se basa en el cliente, el cliente es el centro, el cliente manda, si te recomienda un cliente es mucho mejor, que la mejor campaña de publicidad, esto lo tengo claro.

Lo que no me gusta, es que la gente que está por la labor de la Social Media, no lo cumplan, me explicaré, me parece bien que si estamos en un restaurante y el camarero no te atiende bien, la comida es mala, y el precio abusivo, lo digamos en la red, principalmente se hace mucho por Twitter, pero si solo es el camarero quien ha fallado, no me parece bien escribir, “restaurante malo, no ir”, el camarero puede tener un día malo o ¿no?.

Tampoco me parece bien, cuando viene un ponente a un evento, y no nos gusta algo de él, ponerlo a parir. Cuesta mucho preparar un evento, dinero y mucho tiempo, se hace con ilusión, se intenta tener atados los detalles, pero a veces, solo a veces se falla, y por eso lo vamos ¿a desprestigiar?.

Cuando alguien se pone delante de un público, intenta hacerlo lo mejor posible, y seguro que quiere agradar a todos, si falla no será porque venga dispuesto a ello. Porque habéis pensado alguna vez, ¿he pagado por este evento? sino me gusta me voy, y en paz.

Y todo esto viene, porque empiezo a notar ciertas tensiones entre la gente que vamos a los eventos, no en todos por supuesto, en gente que se esconde, que dice cosas por detrás, que escribe comentarios y después esconde la mano, pues ¿no hemos quedado? que la Social Media es transparencia, pues se dice a la cara, primero al interesado, y se le da una oportunidad de responder, sino lo hace puedes decirlo a los demás, pero no juzgar por juzgar, la palabra tiene un poder infinito y debemos saber usarlo correctamente.

Y ahora vienen las preguntas para vosotros, ¿pensáis que sigue existiendo el buen rollito en la Social Media?, ¿creéis que debemos protestar, por todo que no nos guste?, o ¿deberíamos dar una oportunidad de mejora?, me gustaría que os mojéis y escribáis vuestros pensamientos, seguro que aprendemos mucho unos de otros.

Igual a quedado un poco pesado este post, será la tarde del domingo  🙂 .