Vamos a trabajar en cambiar las cosas, pero ya

Creo que todos estamos un poco cansados, de oír cada día lo mismo, que si la prima de riesgo esta por las nubes, que si la bolsa baja, que si Mariano pide tranquilidad, que si la Ángela nos quiere rescatar, ahh y que las acciones de Facebook bajan y bajan.

¿Y que ? a mi me da igual, el otro día estaba en una visita, si, yo también visito clientes :-), y me preguntó el cliente, ¿cuándo vamos a salir de esta?, y yo que tengo mis cosas, le dije, cuando nosotros queramos, y me quede tan pancho.

Si cuando nosotros queramos, ya vale de tapujos, y de malos rollos, vamos a trabajar, vamos a pensar en positivo y vamos a dejar de ver la televisión, leer la prensa y oír la radio, son todos unos falsos, unos mentirosos, y solo dicen pensamientos negativos y así no salimos de esta.

Saldremos cuando nosotros queramos, tu quieres, tu puedes, así de sencillo, mirad a vuestro alrededor, muchos llorando, pero otros vendiendo pañuelos, pues esos tenemos que ser, los que venden pañuelos, cada cual a su manera.

Os propongo un ejercicio, tu que estas en tu oficina trabajando, mira a tu alrededor, mira lo que no te gusta, analiza que vendes, si crees que algo esta mal, quítalo, bórralo, inventa otro producto.

Tú que estas en casa, mira en que gastas tu dinero, analiza tu presupuesto, algo no te convence, cambia, pero cambia ya, quítalo, no esperes a mañana.

Prepara un plan diferente, cambia tu estrategia, me da igual que sea en tu trabajo, que en casa, donde estés, el movimiento se demuestra andando, y como decía mi “amigo” Alfredo Einstein: no pretendamos que las cosas cambien, si seguimos haciendo lo mismo.

Como hemos cambiado, a peor ??

Esta es la carta que escribió una señora al programa de Luis del Olmo para que la leyeran en directo:

‘Desde que las insignias se llaman pins, los maricones gays, las comidas frías lunchs, y los repartos de cine castings, este país no es el mismo: ahora es mucho, muchísimo más moderno.

Antaño los niños leían tebeos en vez de comics, los estudiantes pegaban posters creyendo que eran carteles, los empresarios hacían negocios en vez de business, y los obreros, tan ordinarios ellos, sacaban la fiambrera al mediodía en vez del tupper-ware.

Yo, en el colegio, hice aerobic muchas veces, pero, tonta de MI, creía que hacía gimnasia. Nadie es realmente moderno si no dice cada día cien palabras en inglés. Las cosas, en otro idioma, nos suenan mucho mejor. Evidentemente, no es lo mismo decir bacon que panceta, aunque tengan la misma grasa, ni vestíbulo que hall, ni inconveniente que handicap…

Desde ese punto de vista, los españoles somos modernísimos. Ya no decimos bizcocho, sino plum-cake, ni tenemos sentimientos, sino feelings.

Sacamos tickets, compramos compacs, comemos sandwiches, vamos al pub, practicamos el rappel y el raffting , en lugar de acampar hacemos camping y, cuando vienen los fríos, nos limpiamos los mocos con Kleenex.

Esos cambios de lenguaje han influido en nuestras costumbres y han mejorado mucho nuestro aspecto. Las mujeres no usan medias, sino panties y los hombres no utilizan calzoncillos, sino slips, y después de afeitarse se echan after shave, que deja la cara mucho más fresca que el tónico.

El español moderno ya no corre, porque correr es de cobardes, pero hace footing; no estudia, pero hace masters y nunca consigue aparcar pero siempre encuentra un parking.

El mercado ahora es el marketing; el autoservicio, el self-service; el escalafón, el ranking y el representante, el manager. Los importantes son vips, los auriculares son walkman, los puestos de venta son stands, los ejecutivos son yuppies, las niñeras son baby-sitters, y hasta nannies, cuando el hablante moderno es, además, un pijo irredento.

En la oficina, el jefe esta siempre en meetings o brain storms, casi siempre con la public-relations, mientras la assistant envía mailings y organiza trainings; luego se irá al gimnasio a hacer gim-jazz, y se encontrará con todas las de la jet, que vienen de hacerse liftings, y con alguna top-model amante del yoghurt light y el body-fitness.

El arcaico aperitivo ha dado paso a los cocktails, donde se jartan a bitter y a roast-beef que, aunque parezca lo mismo, engorda mucho menos que la carne.

Ustedes, sin ir más lejos trabajan en un magazine, no en un programa. En la tele, cuando el presentador dice varias veces la palabra O.K. Y bailar como un trompo por el escenario se llama show, bien distinto, como saben ustedes, del anticuado espectáculo; si el show es heavy es que contiene carnaza y si es reality parece el difunto diario El Caso, pero en moderno.

Entre medias, por supuesto, ya no ponen anuncios, sino spots que, aparte de ser mejores, te permiten hacer zapping.

Estas cosas enriquecen mucho.

Para ser ricos del todo, y quitarnos el complejo tercermundista que tuvimos en otros tiempos, solo nos queda decir con acento Americano la única palabra que el español ha exportado al mundo: la palabra SIESTA.’

Espero que OS haya gustado… Yo antes de leerlo no sabía si tenía stress o es que estaba hasta los cojones.****

Vengo a hablar de mi libro :-)

Esta tarde tuve la oportunidad de poder asistir al evento organizado por el ESIC, Hoy es Marketing, que se celebraba en el Palacio de Congresos de la Expo.

Y me gustaría tener otra opinión, y escribir este post en otro tono, pero creo que debo hacerlo con el corazón, creo que este evento es una gran oportunidad de oír a gente interesante, a la vez que saludar a amigos o conocer a otros profesionales de gran valía, como creo que el ESIC lleva realizando un gran trabajo hace muchos años.

Pero después de ver el timeline de Twitter y después de oír a algunos asistentes, debo comentar varios temas, siempre desde el respeto a todos y con el único fin de mejora.

El evento tuvo siete temas con ocho ponentes, unos te pueden gustar más que otros, pero lo que no puede la organización es permitir que algunos vengan solo a “vender su libro” y entiendo que es muy difícil acertar con todos los ponentes o que gusten a todos los asistentes.

Pero os puedo decir que algunos y no solo es mi opinión, han basado toda su presentación en hablar de su compañía, pero además con un descaro como pocas veces he visto, no es bueno para la organización este hecho.

También me gustaría comentar que en estos tiempos, donde el Marketing es cada día mas “on line” no se informe de los nicks en Twitter de los ponentes o que el timeline del evento solo lo puedan leer y seguir los propios ponentes, con una pantalla solo para ellos, ¿no sería mejor? publicarla en el escenario para que todos la podamos seguir.

Espero que estos comentarios se tomen como son, únicamente son para poder mejorar este y otros eventos donde pasan temas parecidos.