A vueltas con la producción

Vivimos en tiempos muy complicados y muy cambiantes, la vida nos lleva por caminos que no nos gustan, pero que tenemos que aceptar.

El alto grado de consumismo que tenemos y los cambios de producción, unido a la globalización ha hecho que el panorama laboral sea muy distinto, hace algunas décadas, dos o tres como mucho, se trabajaba largas jornadas durante seis o siete días a la semana, después vino la jornada de seis días, la de cinco días y después la jornada intensiva, y ahora la jornada reducida, el teletrabajo y muchas mas formas de trabajar, todo pensado para poder conciliar la vida laboral con la familiar.

Y todos estos cambios están muy bien, estoy a favor de todos, cada puesto de trabajo tiene su forma y su tiempo, todo perfecto. Pero creo que nos hemos olvidado de algo muy importante, la producción, hace muchos años la empresa quería tener a sus empleados muchas horas en su puesto de trabajo, era un modo de asegurarse que el trabajo se hacia, el pensamiento era “si están aquí, algo trabajaran”, bueno pues no era así, estaban equivocados, por estar no se hace más, ni se produce más.

La verdad es que la producción tiene poco que ver con las horas trabajadas, un comercial puede llegar a su objetivo mensual, en dos días de trabajo, en cambio un administrativo necesitara muchas mas horas para cumplir su cometido, o una cajera de supermercado deberá estar presente en su puesto, durante toda la jornada laboral, para poder cumplir su objetivo.

Y entonces ¿cómo lo hacemos?, buena pregunta, yo soy del pensar de Angela Merkel, no es que me guste mucho, y menos cuando va de salvadora de Europa, pero creo en sus ideas de producción vs salario, creo que cada puesto de trabajo tiene que tener un fijo mínimo mas un variable por producción, es un modo que el cobro de salario sea justo, para el que mas trabaje o el que mejor trabaje.

Me explicaré, a un comercial yo le pido que venda, pero también que venda bien, con margen, sin problemas, sin devoluciones, no todo es vender por vender, a un programador le pido que escriba código, pero lo quiero rápido y bien, no solo rápido y luego el cliente se queje que no hace lo escrito en el análisis, a una administrativa le pido que sea eficaz en su labor, y así con todos los puestos imaginables.

Para mi la producción no es solo facturar o hacer un trabajo rápido, es calidad, sino esta realizado bien a la primera, vuelve como un boomerang y pagas tu error.

Si no tienes trabajo, invéntate una profesión

En esto tiempos que corren, tan complicados como maravillosos, con la inestabilidad laboral, con el tema económico revuelto por los mercados y con los políticos que nos toca aguantar, salir adelante es una labor ardua y difícil.

Pero siempre tenemos la posibilidad de tener una opción de mejora, estos días he leído  un libro, su titulo es “El arte de inventarse profesiones” y me hizo pensar, si el mercado laboral actual está mal, y no encontramos nuestro camino, creemos ese camino.

Paso a contaros algunos ejemplos de gente que creó su camino, seguro que os suena Sigmund Freud, bien, Freud estudio medicina casi obligado por las circunstancias familiares y de su época, pero como no soportaba la sangre, ni tampoco le gustaba ser médico, se invento una especialidad, el psicoanálisis, y le fue muy bien, todo un referente en el siglo XX.

Otro ejemplo, Vint Cerf es considerado uno de los padres de Internet, fue premio Príncipe de Asturias en el 2.002, pues lo ha fichado Google como ”Chief Internet Evangelist” , seguro que es el único en el mundo con este cargo, y os preguntareis ¿qué tiene que hacer? pues identificar posibles aplicaciones de la Red, y decírselo a Google para que creen más soluciones.

Más ejemplos, Martin Mentrasti, un señor que su labor es trasladar navegando por todos los océanos, los yates de unos señores muy ricos, que cambian su residencia, y no quieren estar meses navegando con el riesgo que esto conlleva, igual va de América a Europa que de Norteamérica a Sudáfrica, una profesión nueva y fascinante la verdad.

Y como estos ejemplos podríamos escribir mucho más, pero lo importante y con lo que me quedo es que podemos crearnos nuestro  propio camino, y no solo debe ser en tecnología, puede ser en cualquier campo o especialidad.

Igual esto es ser emprendedor, creo que si  🙂 , pues como se dice mucho por aquí “espabila”. Gracias a Sergio Bulat, por su libro.

 

Las empresas tecnológicas tendrán más ayudas

El Ministerio de Ciencia e Innovación y telefónica se unen en un proyecto para financiar al sector TIC.

Con objeto de aumentar el nivel tecnológico y la competitividad empresarial de nuestro país, el Ministerio de Ciencia e Innovación y Telefónica han firmado un acuerdo de colaboración para impulsar la inversión en innovación –a través de una iniciativa abierta a la que se pueden adherir otras empresas-, a fin de fomentar el desarrollo y consolidación en España de empresas innovadoras de base tecnológica y de alto potencial de crecimiento económico en el sector TIC.

En concreto, ambas instituciones potenciarán, mediante financiación y el expertise necesario, nuevos proyectos de elevado componente tecnológico en distintas fases de desarrollo, incluso si se encuentran en una etapa incipiente de creación empresarial, para poder escalarlos y apoyar así su consolidación en España y potenciar su expansión internacional.

El fin último de esta iniciativa es avanzar en el desarrollo tecnológico de España y situar al país en los niveles más elevados de competitividad empresarial, innovación y vanguardia, a la par de otros países europeos o de Estados Unidos.

Esta alianza de la operadora con la cartera de Cristina Garmendia se sitúa en el marco del programa INNVIERTE Economía Sostenible, que, tras un proceso de selección abierto, ha sido adjudicado a Telefónica por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), entidad pública empresarial dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación. Asimismo, el programa INNVIERTE forma parte de la Estrategia Estatal de Innovación promovida por el Gobierno.

Vía Ticpymes.

El mundo de Twitter

Llevo en Twitter algo más de dos años, y en este tiempo he visto todo tipo de perfiles, y muchos usos distintos de la herramienta. Porque para mi no deja de ser una herramienta, aunque también la podamos ver como una red social, muchos piensan esto último.

En los distintos perfiles tenemos los que solo leen, son gente tímida que no les gusta destacar y que solo buscan información. A veces te los encuentras en eventos y saben todo de ti, aunque nunca te hayan escrito.

En el lado contrario tenemos a los que solo escriben, no leen nada, ellos a lo suyo escribir y escribir sin pararse a pensar. ¿Que dicen los demás? o ¿que piensan los demás de lo que escribo?, estos no me gustan mucho, pero los respeto.

Luego están los que siguen a todo el mundo, es casi imposible que lean todo, pero su único fin es tener muchos seguidores. Y el modo que saben de conseguirlo es seguir a muchos, pues hala todos para vosotros.

Claro que peor es lo que no siguen a casi nadie, pero a ellos los siguen muchísimos, son los ególatras, gurús de pacotilla y otras especies de la farándula.

Luego están los perfiles de empresa o “community”, a veces se nota que todo es muy profesional, súper puntuales con sus comentarios, ni una palabra más alta que otra, todo muy medido, incluso programado, se nota enseguida su seriedad y control del tema.

Y por último, están los que pasan de todo, siguen, contestan mucho, otro día no dicen nada, van a su aire, creo que son los más naturales, estos me gustan mucho.

En resumen que cada cual usa Twitter como quiera, todo es válido, nos guste más o menos, todo está bien, siempre que no se moleste a los demás. Cada uno que escriba cuando quiera o le apetezca. Se puede usar Twitter como un mero “chat” para conversaciones o como una herramienta de información y comunicación, ¿y por qué no? como algo divertido y sin reglas.

¿Te ves reflejado en algún perfil? o eres de otro tipo, dímelo.

Google quiere el mercado del PC con Chromebook

En una entrevista concedida a Cinco Días, Amit Singh, vicepresidente de desarrollo empresarial de Google Enterprise, señala que Chromebook “tiene potencial para sustiruir el 75% de los PC en las empresas”.

Google está a punto de lanzar al mercado portátiles con su sistema operativo Chrome OS, los Chromebooks.

Unos equipos que llegarán mañana a España, Francia, Italia, Reino Unido y EE UU. Samsung y Acer son los primeros fabricantes en incluir Chrome OS, y Telefónica y Pixmania serán las firmas encargadas de lanzar el proyecto en España.

En una entrevista concedida a Cincó Días, Amit Singh, vicepresidente de desarrollo empresarial de Google Enterprise, reconoce que esperan lograr el mismo éxito que en los smartphones con Android. Para ello, se han “centrado los esfuerzos en Chromebook para la creación de contenidos.

Así, solo podemos esperar cosechar el mismo éxito que tuvieron los PC o los Android.” Tanto es así, que Singh hace referencia a un estudio según el cual hasta un 75% de los ordenadores convencionales pueden ser sustituidos por Chromebook.

“Si lo combinamos con nuestro acuerdo de colaboración con Citrix, no solo ofrecemos aplicaciones y experiencia web, sino también otras aplicaciones que operan internamente. Aún así esperamos, como con cualquiera de nuestros productos, venderlo a empresas y consumidores”, declaró a Cinco Días. Uno de los interrogantes es la dependencia excesiva de Chome OS de una conexión a Internet.

Algo que no preocupa en el seno de la multinacional estadounidense, ya que para Amit “estos dispositivos están diseñados para trabajar tanto online como offline. Aún así, queremos que sea una gran experiencia web, por lo que hemos incluido en su precio una conectividad 3G interna para conectarse si no hay Wi-Fi.” Vía, Channel Partner